Magallanes mantuvo el invicto sobre Leones


Casi todos los equipos de la liga han sido apabullados por los Leones del Caracas, dueños del primer puesto de la tabla de posiciones. Lo único que evita el dominio general de los melenudos ha sido la resistencia de los Navegantes del Magallanes, el conjunto que ha encontrado la fórmula secreta e inimitable para sacarle resultados favorables a los capitalinos.

Lo de los eléctricos no es una leve opresión, sino una férrea dictadura sobre su acérrimo enemigo. Han vencido en los seis encuentros entre ambas novenas en la campaña. El último laurel ocurrió este miércoles, ante la presencia de 20 mil 636 personas que llenaron el Estadio Universitario. Los filibusteros se impusieron 5 a 1.

El hombre que dirigió el timón al triunfo fue el abridor John Lamb. El zurdo fue dominante durante 5.1 innings; de hecho, no toleró imparables hasta el quinto capítulo, cuando el boricua Anthony García disparó la bola al jardín izquierdo.

Si bien el serpentinero de los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim, que regresó a Estados Unidos después de la faena, fue casi indescifrable por los bates felinos, aunque no tuvo tanto tino. Dio cinco bases por bolas y tal descontrol, aunado a un elevado de sacrificio de Félix Pérez en el sexto pasaje, desembocó en la única rayita que aceptó.

“Venezuela me ha dado una gran experiencia. No creo que sea mi última salida aquí, espero volver muy pronto”, señaló el siniestro, ganador del compromiso. “Mi plan es regresar después del Día de Acción de Gracias, tal vez la próxima semana. Quiero regresar. No tengo un secreto contra Leones, solo salgo a lanzar”.

La labor de Lamb fue apoyada tempranamente por los cañones de la galera. Luis Torrens y Daniel Palka le dieron las dos primeras anotaciones a los vencedores en el segundo acto, con sencillo y doble, respectivamente. Todo el daño recayó en el grandeliga Albert Suárez, quien cargó con el revés.

Magallanes pisó el plato en dos oportunidades más en el cuarto tramo. Los encargados de remolcar las rayitas fueron Ronny Cedeño y Mario Lissón, quien también fletó otra en el sexto. El inicialista fue el máximo enemigo ofensivo de los avileños al irse de 3-2, con dos empujadas y una anotada.

Luego de que el grandeliga José Ruiz se metiera en problemas en el noveno episodio, el cubano Hassan Pena llegó a poner orden y evitar una rebelión melenuda. El experimentado cerrador se acreditó se duodécimo rescate de la campaña.

Quedan solo tres encuentros entre los Eternos Rivales. Esa es la oportunidad que tiene el Caracas para evitar perder todos los juegos ante el Magallanes. De lo contrario, ocurrirá el segundo “zapatero” en la historia de la perenne enemistad. El único registrado es el de 1979-1980, cuando los avileños ganaron los 14 careos disputados.

Por: Prensa LVBP

Comentarios

comentarios